Podología

¿Sabías que el cuidar tus pies puede cambiarte la vida?

Sobre ellos permanecemos apoyados la mayor parte del día y con ello llegamos a caminar aproximadamente unos 12,000 kilómetros a lo largo de nuestra existencia.

Es la única parte del cuerpo en contacto con el suelo, cuando estamos de pie o nos movemos y desempeñan distintas funciones:

  • Actúan como amortiguadores.
  • Nos ayudan a mantener el equilibrio sobre superficies desiguales.
  • Nos proveen de la propulsión, elasticidad y flexibilidad, necesarios para caminar, saltar y correr.

Sin embargo no los cuidamos adecuadamente. Con malas posturas y zapatos inadecuados toda la estructura de nuestra columna se transforma. Así como también se presentan otras enfermedades como hongos, verrugas, etc. Que pueden afectar nuestra salud si no son tratados a tiempo.

Para cuidar integralmente los pies hay que pensar en cinco aspectos:

  1. El calzado que utilizamos.
  2. Ejercicio para mantenernos fuertes y sanos.
  3. Higiene.
  4. Una buena alimentación.
  5. Visitas al Podólogo.

Principales enfermedades:

Las enfermedades de los pies son muy comunes y alguna de ellas pueden causar dolor y malestar.

  • Mal olor o Podobromhidrosis.- El mal olor de pies, es originado por una colonización y crecimiento de gérmenes y debe de ser considerado como una lesión infecciosa que requiere tratamiento.
  • Pies sudorosos o Hiperhidrosis Plantar.- La excesiva sudoración de los pies es causada por la sobre estimulación de los nervios del sistema simpático, las personas que sufren de esta lesión pueden sudar incluso cuando la temperatura está fresca o están en reposo.
  • Pie de atleta o podomicosis.- Es una infección de los pies , producida por hongos llamados dermatofitos ,cuya única alimentación es la queratina de la epidermis muy abundante en los pies; por eso crecen buscando alimentos.
  • Hongos en las uñas u Onicomicosis.- Esta infección puede hacer que sus uñas se engrosen, deformen, pierdan el color, hasta incluso puede tener dolor en los dedos de los pies y en las manos.
  • Uñas encarnadas o Uñero.- Es cuando el borde de la uña se entierra dentro de la piel del dedo del pie, que en ocasiones se acompaña de enrojecimiento, dolor o cambios en el aspecto de la piel que rodea a la uña, pueden llegar a ser muy dolorosos e infectarse.